Durante los días 5 y 6 de noviembre de 2013 se llevó a cabo en la ciudad de Temuco, el congreso internacional  “Aprendizaje Permanente, Un desafío y una oportunidad para la educación superior”, organizado por Universidad de Bologna (Italia) y la Universidad Católica de Temuco (Chile). Esta fue la reunión de cierre del proyecto “Transatlantic Lifelong Learning: Rebalancing Relations” (TRALL) en el cual participaron 15 universidades latinoamericanas y cinco europeas con el ánimo de proponer experiencias curriculares en aprendizaje permanente.


En representación de la Fundación Gabriel Piedrahita Uribe participó en este congreso Juan Carlos López García, editor de Eduteka, quien fue invitado a presentar la ponencia “El desarrollo profesoral, un proceso continuo”. En esta ponencia se llamó la atención a las universidades sobre la importancia de desarrollar desde la educación escolar algunas habilidades imprescindibles para que el aprendizaje permanente pueda ser una realidad en la educación superior. Se hizo énfasis especial en que las facultades de educación deben formar docentes que puedan promover en sus futuros estudiantes el desarrollo de esas habilidades que van a requerir para aprender a lo largo de la vida.

 

En el marco del congreso internacional  “Aprendizaje Permanente, Un desafío y una oportunidad para la educación superior” realizado en Temuco, Chile, los días 5 y 6 de noviembre de 2013, se lanzó “TRALL-NET”, Red Internacional de aprendizaje Permanente. Esta Red Euro-latinoamericana de Aprendizaje a lo Largo de la Vida busca dar continuidad a los esfuerzos de ALFA III-TRALL de manera que se potencie la  formación, la gestión, los sistemas integrados, la capacidad propositiva para promover cambios en el ámbito normativo/legal, incluyendo la generación de Marcos Nacionales de Cualificaciones. Además, servirá de espacio para la elaboración teórica y metodológica, la promoción de experiencias formativas y la definición de políticas públicas sobre el Aprendizaje Permanente en los países participantes.

La Fundación Gabriel Piedrahita Uribe fue invitada a hacer parte de las instituciones signatarias de la “Declaración de Temuco” que le da vida a “TRALL-NET”.

Entre las tareas encargadas a “TRALL-NET” tenemos cuatro fundamentales:

  1. Definirse como ámbito de reflexión teórica y metodológica entre universidades y diversos actores interesados en la temática, del sector público y del sector privado.
  2. Ofrecer apoyo a las experiencias formativas de aprendizaje permanente desarrollada, en un marco de aseguramiento de la calidad y con enfoque en el diseño de sistemas basados en competencias y créditos, flexibles, navegables, pertinentes, que permitan la acreditación de saberes, la certificación, la habilitación, la movilidad, la convergencia y el reconocimiento de las formaciones.
  3. Ser lugar de reflexión acerca de las políticas formativas y sus efectos, buscando, en conjunto con otros actores, un papel activo en la presentación de propuestas y la promoción  del aprendizaje permanente en los diferentes contextos en que se ubican los integrantes de la red
  4. Garantizar una organización sustentable y sostenible.

La Infraestructura TIC es el componente del Modelo MíTIC@ que atiende el acceso a la tecnología que posibilita a los estudiantes desarrollar la competencia en TIC, aprovechar los recursos disponibles en Internet y utilizar las TIC para mejorar aprendizajes en asignaturas curriculares básicas. Para lograrlo, las primeras decisiones que deben tomar las Instituciones Educativas (IE) están relacionadas con tres preguntas: cuántos, cuáles y dónde se ubicarán los equipos de cómputo, ya sean estos, fijos o móviles.

Las respuestas a esas tres preguntas, además de estar fuertemente determinadas por el factor económico, definen qué tan real y factible es lograr dos objetivos fundamentales: 1) promover el desarrollo de competencias en TIC por parte de los estudiantes; 2) mejorar y enriquecer con el uso de las TIC los ambientes de aprendizaje en las distintas asignaturas.

La siguiente gráfica ayuda a visualizar lo que permiten alcanzar, distintas opciones, respecto a estos dos objetivos:

Gráfica 1: Rutas hacia la Integración

En lo que tiene que ver con cuáles equipos son los más apropiados y dónde ubicarlos, hay una tendencia muy fuerte y difundida en implementar proyectos uno a uno (1:1), en los que cada estudiante dispone de un computador o dispositivo, portátil. Ambas preguntas tienen varias posibles respuestas, según el modelo que se adopte. Por lo regular se opta por dispositivos que van desde tabletas hasta computadores portátiles, de diversas marcas y configuraciones.

Debido al auge que tienen los proyectos 1:1 en toda Hispanoamérica, la Fundación Gabriel Piedrahita Uribe se interesó en conocer, de primera mano, modelos 1:1 que estén funcionando exitosamente, diferentes a los ya implementados en América Latina. En tal sentido, decidió acompañar la visita a tres I E de los Estados Unidos, por parte de una empresa interesada en transformar una IE oficial, en Colombia, buscando mejorar la calidad de sus procesos educativos, mediante una propuesta de intervención mediada por las TIC.

En las tres Instituciones visitadas, con diferencias en el tiempo que llevan implementando, de manera innovadora el modelo 1:1, se encontraron las siguientes características comunes:

  • La base de su accionar son unos principios educativos claros y fáciles de comprender e implementar. Tienen muy bien definido el perfil de los estudiantes que desean formar y vuelcan todos los recursos disponibles a lograr ese propósito.
  • La personalización del aprendizaje es un aspecto fundamental para ayudarles a alcanzar altos niveles de desempeño académico.
  • Los maestros tienen mucha fortaleza en lo disciplinar.
  • Es evidente el  enfoque en desarrollar habilidades más que en el aprender contenidos.
  • Utilizan computadores portátiles en un modelo 1:1. En dos de las Instituciones, los equipos permanecen en la I E, los estudiantes no se los llevan a sus casas.
  • Las consejerías a los estudiantes por parte de los docentes, son piedra angular del aprendizaje, orientándolos desde grado 9° en su proyecto de vida.
  • La jornada escolar es lo suficientemente extensa para permitir que los estudiantes logren los aprendizajes propuestos y desarrollen las habilidades indispensables en el Siglo XXI.
  • Las tres IE se aseguran de que cada estudiante, independientemente de su situación económica, reciba un almuerzo.
  • Mantienen contactos con empresas e instituciones locales dispuestas a apoyar su modelo educativo.


 

Ver mas: http://www.eduteka.org/escuelas_innovadoras1.php